A veces, hay que lanzarse a probar platos desconocidos.

Aurora Martín, chef especialista en gastronomía británica, ha llegado a Gairloch, un pueblecito de Escocia, con toda la intención de trincarse a un escocés al que no ha visto nunca.

¿Su motivo? Bah, pues el mejor que puede tener cualquier mujer de armas tomar: la venganza. Puede aceptar que su jefa (Harriet Border, La Border, la que vino y le quitó su ansiado ascenso a Directora de Gastronomía Europea) impida que mejore en el trabajo, que la maltrate con su mal carácter o que la utilice como chica de los recados, ¡pero no que se acueste con su novio en plena fiesta de aniversario de la fundación de la revista para la que trabaja, WORLD APPÉTIT!

¡Y frente a todos sus compañeros! Eso, definitivamente, ha sido lo más humillante de todo lo humillante que ha vivido en su humillante vida, y merece un escarmiento. Por lo tanto, ella se acostará con su novio.

Tras abandonar el ejército, Ewan Graham se encontraba en Edimburgo sin saber qué hacer con su existencia, cuando el destino habló por él y ganó un pequeño restaurante a las cartas. El local estaba situado en Gairloch, un pueblo diminuto situado en el noroeste del río Ness y hasta resultó ser bonito. El único problema es que él apenas ha aprendido a hacer algo más que un huevo frito.

Tras analizar los pros y los contras de intoxicar a media Escocia, cuelga en la puerta el cartel de «se necesita chef», con la sensación de estar invocando un genio o quizá una especie de demonio.

Y posiblemente, tenía razón.

CÓMO COMERSE A UN HIGHLANDER

Recuerda que, si compras desde este blog,
me ayudas a mí. ¡Gracias!

NOVELAS PERTENECIENTES A LA SERIE